¿Qué espera el 2021 del sector transporte?

El año 2020 deja enseñanzas que marcan un hito en la historia mundial, para el sector transporte se presentaron retos que les permitió crear nuevas formas nunca antes vistas de mover el mundo, de entablar relaciones humanas y de enfrentar la nueva realidad.

Uno de los sectores que sin duda sacó todas sus fuerzas para seguir adelante fue el del autotransporte, se logró adaptar con el transcurso de los meses, implementando las condiciones necesarias para su eficaz funcionamiento a pesar de haberse registrado en marzo una caída del 43.1% en la venta al menudeo de vehículos pesados.

Hay alrededor de 2 millones de empleos en este sector, el 56% equivale a transporte de carga y el 41% al traslado de personas; en abril, el 48% de los vehículos estuvo sin movimiento, y en mayo llegó al 50%; sin embargo la industria automotriz, considerada como actividad esencial, no se detuvo del todo, la fabricación y distribución de vehículos ligeros, pesados y autopartes fue parte fundamental en la reanudación de actividades con el fin de que los servicios de emergencia y abastecimiento de insumos indispensables para hacer frente la situación sanitaria continuará sin contratiempos.

El  80% de las mercancías se mueven en autotransporte, el reparto urbano se realiza en su totalidad vía terrestre y la capacidad de adaptación del sector ha sido impresionante, al mismo tiempo y debido a la situación de confinamiento, el e-commerce que no era muy popular en nuestro país, ha tomado gran fuerza, y se espera que para el fin del año tenga un aumento del 60%.

Se espera que para 2021, la introducción de nuevas tecnologías en la movilidad sea algo  cotidiano, la renovación del parque vehicular será un elemento clave para el sector transporte, la competitividad aumentará y la renovación permitirá reducir costos de operación, se procurará la innovación, coordinación y la colaboración.

México, en comparación con otros países, tiene condiciones financieras favorables, hay muchas oportunidades abiertas, el arrendamiento siendo una de ellas, permitirá generar ahorros, minimizar riesgos corporativos, y brindará seguridad a las empresa.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe), el arrendamiento de transporte de carga creció en un 47% en el primer trimestre de este año, el autoservicio, el servicio de paquetería y mensajería registró un incremento por el e-commerce, los transportistas pudieron adquirir vehículos para cumplir con las necesidades actuales sin descapitalizarse, evitando la generación de deuda a través de un crédito de financiamiento.

Sin duda, el arrendamiento es la herramienta que está marcando la diferencia en una época de cambios vertiginosos para muchas de las empresas que han tenido la visión de fortalecer su negocio y detectar oportunidades donde otros solo veían crisis. Adaptarse al cambio, transformarse o reinventarse financieramente requiere de la fuerza y la solidez de aliados comerciales que sean capaces de brindar lo que tu negocio requiere.

¡Contáctanos! Y forma parte de un mundo en evolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.