En el Arrendamiento Puro los pagos mensuales suelen ser notablemente más bajos que en un Crédito, pues únicamente pagas por el uso del vehículo durante el periodo que dure el contrato. El monto mensual por concepto de renta es hasta 100% deducible de impuestos.

En el caso del Arrendamiento Financiero, Leasing Financiero o Arrendamiento por Renting, el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a un arrendatario, a cambio del pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado, al término del cual el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado (valor residual).

Al finalizar el periodo de arrendamiento en ambos esquemas, puedes elegir entre estas opciones:

 

¿Qué te parece? Ahora tú decides que es lo que más le conviene a tus finanzas como persona física con actividad empresarial o profesional.

¿Por qué comprar si puedes Arrendar? completa el formulario y recibe la nota en tu email

    Nombre

    Cargo

    Correo

    Teléfono Celular


    He leído y acepto el aviso de privacidad

    [recaptcha size:compact]

    pie_blog

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.