• 7.8 años es la esperanza de vida de las PyMES en México.
  • 72% de los empleos que se generan en México son generados por las PyMES.
  • 70% de las compañías en Asia, Europa y Estados Unidos utilizan el arrendamiento.

De acuerdo con el INEGI la vida productiva de las PyMES en nuestro país de 7.8 años en promedio y el 70% de ellas cierra en menos de este tiempo, algunas de las causas son la falta de estrategias, mala planeación de ventas, desinformación  acerca del producto o servicio, rezago tecnológico, pero sobre todo una mala administración de los recursos y por supuesto un modelo de negocio poco rentable.

Si una PyME sobrepasa el primer año, su expectativa de vida aumenta a 8.2 años, si sobrevive los primeros 5 años su esperanza de vida aumenta a 9.9 años y si logra subsistir a la primera década llegará a 12.5 años aproximadamente.

Las PyMES son la columna vertebral de la economía mexicana, por esta razón es importante saber cómo actuar para que nuestra empresa alargue su tiempo de vida, ya que el cierre de una PyME no solo es una afectación para los dueños y empleados sino también para el PIB del país, ya que generan el 52% del PIB nacional y a nivel mundial el 50% del PIB.

Para expandir y hacer crecer nuestra empresa es importante conocer sus necesidades y pre visualizarlas a futuro, este punto es clave ya que aquí es donde muchos empresarios se ponen la soga al cuello, pues toman decisiones que comprometen su patrimonio y acarrean consecuencias de gran magnitud, como quedar fuertemente endeudados o incluso perderlo todo.

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en la expansión es adquirir créditos bancarios, lo segundo es invertir ese dinero para solucionar problemas a corto plazo, lo tercero es la adquisición de bienes y es ahí donde se presenta nuestro error número dos. ¿Por qué? La respuesta es simple: cuando adquirimos bienes automáticamente comienzan a perder valor y devaluarse, haciendo de nuestro dinero una inversión poco rentable.

70% de las compañías en Asia, Europa y Estados Unidos han encontrado en el arrendamiento una alternativa más favorable que les genera ahorros y les permite conservar su flujo de efectivo. Esta práctica en México representa apenas el 4%, sin embargo, desde el 2013 ha crecido anualmente ¡20%!, esto indica que poco a poco los empresarios han visto una solución viable.

El arrendamiento vehicular, se está convirtiendo en un método vital de financiamiento para las PyMES con varios años de funcionamiento donde la movilidad es primordial para su operación. Adquirir un automóvil a través de la compra es un golpe muy fuerte al bolsillo, pues de entrada hay que dar entre el 20% y el 30% del valor del auto y pagar mensualidades que tienen un límite de deducción, mientras que en el arrendamiento el pago inicial es de un 5 a 10% y la deducción en rentas puede llegar a ser en su totalidad.

Recurrir al arrendamiento vehicular de TIP México es de gran beneficio para quienes buscan hacer valer su dinero y mantenerse a la vanguardia, ya que existe la posibilidad de estrenar un automóvil completamente nuevo cada dos o tres años, además de que tiene un plan hecho a la medida de las necesidades del cliente.

¡Ya no desperdicies tu dinero, mejor hazlo rendir!

¿Quieres una cotización? ¡Contáctanos!
#LeasingTIPesLoDeHoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.