El arrendamiento permite deducir hasta 100 por ciento de las rentas mensuales.

El leasing o arrendamiento vehicular es una de las opciones con mayor oportunidad de crecimiento en México, gracias a las ventajas que ofrece, la diversidad de servicios y el impulso favorable que brinda en el desarrollo y beneficios para las personas físicas con actividad empresarial, además de las perspectivas positivas que se tienen para este mercado.

Según datos de TIP México, una de las principales arrendadoras de vehículos en el país, sólo entre el tres y cuatro por ciento de los autos que se venden en México son a través de leasing vehicular, a pesar de los diversos beneficios financieros, fiscales y administrativos que representa a las distintas figuras fiscales.

«El perfil del consumidor mexicano está enfocado en la adquisición de bienes, como una idea de que éstos le representarán un mayor respaldo financiero, cuando no necesariamente es así para productos con un alto porcentaje de depreciación», señala Mauricio Medina, director comercial de TIP México.

Uno de los beneficios más destacados del leasing vehicular, es que permite a las personas físicas con actividad empresarial deducir al cien por ciento las rentas mensuales de los vehículos, así como todos los servicios asociados, mantenimiento, administración de flota y accesorios, mientras que, en el financiamiento, la cifra deducible únicamente es por 175 mil pesos, considerando un 25 por ciento anual mediante la depreciación del vehículoysus servicios.

A diferencia de la compra de un automóvil a través de financiamiento o de contado, cuando se adquiere un vehículo a través de leasing, el usuario no tiene que hacerse cargo de gastos de, por ejemplo, la afinación y muchos otros de sus servicios de mantenimiento. «Cuando se arrenda un coche, la inversión inicial corresponde sólo a un pago inicial del cinco por ciento de la unidad, mientras que, al adquirir un automóvil a través de financiamiento, se necesita un mínimo del veinte por ciento del costo total de la unidad, además de que el plazo depende de la inversión inicial y la capacidad de pago», agrega Medina

En este sentido, el arrendamiento vehicular permite a personas físicas con actividad empresarial y/o profesional, que el flujo de efectivo se centre en otras inversiones, haciendo el capital más productivo y que a su vez se permita un mayor crecimiento.

Todos estos, entre otros beneficios, han logrado que el leasing en México haya ido creciendo en los últimos años, y que cada vez más personas físicas con actividad empresarial y/o profesionistas volteen a ver el arrendamiento como una estrategia positiva en sus visiones de negocio.

¿Te interesa? Contáctanos 01 800 908 6700

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.