¿Comprarías un auto de 400 mil pesos para venderlo en 100 mil?

Probablemente sí, y principalmente por el desconocimiento de otras opciones para usarlos o simplemente porque aún se tiene un falso sentido de valor en la posesión de los vehículos.

¿Te has preguntado por qué líderes empresariales están dejando de comprar esos bienes que se deprecian con gran rapidez y están comenzando a considerar y utilizar herramientas como el Leasing o arrendamiento vehicular?

La respuesta se encuentra en un cambio de visión, antiguamente el hecho de sentirse dueño de este tipo de bienes brindaba tranquilidad pues eran considerados como una inversión y prácticamente un patrimonio familiar y corporativo, sin embargo, hoy en día su rápida depreciación, en donde los vehículos pierden el 30% de su valor inicial con tan sólo salir de agencia, así como las iniciativas tributarias de deducibilidad han dado un gran giro beneficiando a aquellas personas o corporativos que rentan o pagan sólo por el uso de estos bienes, sin la necesidad de pagar grandes sumas de dinero y ser dueños de algo que perderá su valor a lo largo del tiempo. Hoy se requieren estrategias e inteligencia de negocios como el uso de herramientas específicas para el crecimiento.

«Quien a buen Leasing se arrima buena sombra le cobija»

Los grandes empresarios se han dado cuenta del riesgo que corre su negocio, y han cambiado para dejar de absorber la depreciación de pasivos y son capaces de ver todos los beneficios fiscales, administrativos y financieros que obtienen con el Leasing o arrendamiento vehicular, una herramienta hecha a la medida para el crecimiento de su negocio.

blog2

Veamos, en el terreno de los beneficios fiscales encuentran que las rentas vehiculares pueden ser deducibles al 100% puesto que en los registros contables éstas aparecen como un gasto y no como un pasivo, además todos los gastos que se desprenden del uso de un vehículo como seguros, mantenimiento, rastreo satelital, etc. son también 100% deducibles.

Dentro de los beneficios administrativos que ofrece el Leasing o Arrendamiento a estos empresarios visionarios se encuentra el crecimiento de su flota de autos, renovación periódica de las unidades y además reciben el apoyo de la arrendadora en la venta de las unidades al final de un contrato.

Con el Leasing o arrendamiento las empresas liberan su flujo de efectivo y las líneas de crédito para aprovechar en otras inversiones que les permita el crecimiento del negocio.

Con todos los beneficios, los empresarios logran disminuir hasta el 20% del Costo Total de Operación de sus vehículos.

En TIP México encontrarás que somos la arrendadora vehicular número uno en flexibilidad, atención, soluciones integrales y beneficios para tu negocio además de ser la única en todo Latinoamérica en asegurarte el valor residual del o los vehículos arrendados, lo que da certeza y transparencia algo que en ningún otro lado encontrarás.

¿Todavía sigues contemplando la idea de comprar vehículos? Es momento de cambiar, es momento de arrendar y darle vida a tu negocio porque “quien a buen Leasing se arrima buena sombra le cobija”. Acércate con los #ExpertosEnLeasing.

 

pie_blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.