Se calcula que el mercado de la cadena de refrigerados tiene un valor mundial aproximado de 80,660 millones de dólares anuales, sin contar el mercado farmacéutico*.

El 30% de la producción alimentaria mundial pasa por algún tipo de tratamiento frigorífico y cerca de 40% de los alimentos consumidos en los países desarrollados se sometió a algún método de conservación ligado a las cadenas de frío.

En México, este mercado tiene gran variedad de prestadores de servicios, los cuales se pueden subdividir en dos:

Pequeñas empresas, son las que ofrecen sus servicios en escala local, desgraciadamente con malas administraciones, tecnología poco actualizada y bajo mantenimiento, lo que suele poner en riesgo la cadena de frío.

Compañías medianas y grandes, son las que sirven a los grandes clientes y al comercio internacional, estas ofrecen servicios de primera calidad con tecnología de punta. Muchas veces, estas empresas son de integración vertical y utilizan su propia infraestructura para mantener la cadena de frío.

Hay segmentos tradicionales del mercado, que para el almacenaje, la venta y el transporte de mercancías perecederas no recurren a las cadenas de frío. Estas prácticas se encuentran por lo general en los mercados populares o en los comercios ambulantes, que almacenan y transportan los productos perecederos con poco o nada de cuidado de las variaciones de temperatura. ¡Más de 50% de los productos perecederos consumidos en México se comercializa sin los beneficios que ofrecen las cadenas de frío!.

La falta de cadenas de frío para gran parte de los alimentos vendidos en el mercado interno implica pérdidas económicas para el mismo empresario transportista o almacenista por productos mal conservados.

ConTIP México, los transportistas que forman parte de la cadena de frío han podido obtener el uso de cajas refrigeradas en excelentes condiciones para el transporte de mercancías perecederas, bajo esquemas de arrendamiento que evitan que se descapitalicen y poder obtener no sólo una, sino varias cajas refrigeradas, permitiéndoles con ello expander su negocio y realizar mayor cantidad de traslados. Algunos otros beneficios importantes de este esquema son el pago inicial bajo y las rentas mensuales se ajustan a los plazos requeridos.

Por ello, el Arrendamiento del equipo les ha permitido a los transportistas reducir las grandes pérdidas que se llegan a tener a largo plazo por las malas prácticas en al transporte de perecederos.

Otra razón más por la que #LeasingTIPesLoDeHoy.

Acércate a los Expertos en Leasing de TIP México.

* Revista Claridades Agropecuarias

¿Requieres más información o una cotización?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.