Por: Mauricio Medina, Director Comercial TIP México

*EL FLUJO DE EFECTIVO hoy en día se ha convertido en  uno de los aspectos más relevantes para el buen funcionamiento y crecimiento de una empresa  transportista,  por lo que es vital medirlo, planearlo y controlarlo con la idea de que se utilice para poder tomar decisiones acertadas al momento de cerrar un negocio con algún cliente.

  • Es muy común que el cliente del transportista solicite plazos de pago de hasta 120 días y que por el contrario sus proveedores exijan plazos de pago muy cortos o a veces nulos.
  • El transportista, por tanto, se ve obligado financiar diferencias de entradas y salidas; en ocasiones la forma más sencilla de hacerlo es retrasando los pagos a sus proveedores o acreedores, lo cual puede llegar a tener un impacto en buró de crédito o su reputación.

    Hace algunos meses en una plática con un cliente que se dedica al transporte de carga, me comentaba que su negocio iba creciendo muy bien, que tenía muchos proyectos y solicitudes de una mayor cantidad de viajes de empresas grandes mexicanas y transnacionales muy sólidas financieramente, por lo que nos solicitó el arrendamiento de varios tractocamiones y remolques y así poder cubrir la demanda de sus clientes.

    Días después, al contar con la información financiera del cliente, validamos que la operación del cliente estaba incrementando de manera importante y que estaba teniendo una buena rentabilidad, sin embargo, todo este bienestar no se reflejaba en su flujo de efectivo.

    Y lo que hemos visto en los últimos años, es que en general, la industria del transporte ha sufrido de más por la generación de flujo de efectivo, ya que el problema se deriva de gastos que se requieren pagar de contado (tales como sueldos de operadores/choferes, el combustible y casetas entre otros) mientras que, para cobrar un flete se pueden llevar plazos de 90 y hasta 120 días, y esto hace que el flujo de efectivo (entradas y salidas de dinero) hoy en día sea un freno para el crecimiento de los transportistas. El transportista tiene que financiar éste desbalance y en ocasiones la forma más sencilla de hacerlo es retrasando los pagos a sus proveedores o acreedores (lo cual puede llegar a tener un impacto en buró de crédito o la reputación entre sus proveedores).

    Comentando éste problema sistemático con mi compañero Marcelo Caraveo,  Director de Riesgo de TIP México, me daba su punto de vista,  “Por supuesto que la generación de flujo de efectivo es el combustible de las empresas de transporte, es lo que les permite operar diariamente para atender a sus clientes y también cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma, sin embargo, muchas veces las presiones generadas por sus clientes afectan significativamente al negocio, ya que el efectivo se obtiene al dar la vuelta al ciclo operativo, es decir, una vez que se cobra a los clientes, quienes pueden tardar mucho tiempo en pagar” mencionó Marcelo.

    Es por eso que recomendamos que los directivos y dueños que manejan empresas transportistas tengan  muy clara la generación de flujo de efectivo de sus negocios y  preparen a sus equipos financieros para un correcto monitoreo diario y proyectado, adicional a la rentabilidad operativa de una operación, se debe considerar al flujo de efectivo como parte de las decisiones de negocio; y llegué a la conclusión de que el cliente con el que platiqué en esa ocasión estaba en lo correcto, venía creciendo de forma acelerada de la mano de las solicitudes de sus clientes, pero estas empresas le pagaban a 110 días promedio y el “hueco” que tenía entre lo que desembolsaba vs lo que cobraba era muy alto, sus necesidades de capital de trabajo para operar eran importantes y esto no le permitía crecer de la forma en la que él deseaba.

    Finalmente, una vez que entendimos de mejor forma las necesidades financieras del cliente con el que platiqué, terminamos solucionando sus necesidades de flujo de efectivo de corto y mediano plazo a través de un Sale & Lease Back de tractos y remolques que ya tenía, es decir, nosotros le compramos los equipos sin que los dejara de usar, con esto estabilizamos su capital de trabajo y otorgamos en arrendamiento esos mismos equipos e incluso las unidades adicionales que necesitaba para crecer con su cliente.  Al final, también logró negociar pagos más oportunos con su cliente a 45 días.

    Reseña Biográfica:

    Mauricio Medina se desempeña como Director Comercial de TIP México, empresa líder en arrendamiento y administración de equipos de transporte en la República Mexicana.

    Amplia trayectoria y experiencia financiera de 22 años en Bancos, Instituciones Financieras y Arrendadoras, ha desempeñado puestos de alto rango en BBVA Bancomer México, Banco Santander México y GE Capital.

    Twitter: @TIPMexico

    Email: cynthia.ibarra@tipmexico.com

    ¿Requieres más información o una cotización?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.