En esta decisión lo más común es considerar factores como: el modelo, marca, precio, etc., sin tomar en cuenta gastos como seguro, mantenimientos, gasolina, verificaciones, placas, etc. y sobre todo la forma en la que se obtendrá, ya sea de contado, a través de un crédito o un arrendamiento.

Es común, que al no considerar esos factores, las empresas terminan trabajando para mantener el auto en lugar de que el auto trabaje para que sus tareas sean más productivas.

Cada año aún hay empresarios que siguen comprando y endeudándose con vehículos que no sólo les restan dinero sino también tiempo. Los empresarios visionarios en México inclinan siempre la balanza a su favor, ya que para hacer uso de vehículos recurren al arrendamiento.

¿Por qué el Arrendamiento?
El arrendamiento, es un modelo de uso de vehículos que permite a los empresarios no descapitalizarse y por lo tanto, ese dinero que utilizarían comprando de contado el vehículo invertirlo en capital de trabajo, cetes, otros bienes, etc. que les generarán mayores ganancias.

Además, de que todos los factores de gastos relacionados al vehículo son 100% deducibles de impuestos, y por si fuera poco los pagos iniciales son muy bajos, los plazos de arrendamiento flexibles y todo eligiendo el auto que más se adecue a las necesidades y operación de la empresa.

Por los beneficios que otorga a los líderes empresarios en México, el Arrendamiento es presente para el uso y aprovechamiento de autos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.