• ¿Por qué 1 de cada 3 autos que son adquiridos hoy en Estados Unidos son bajo un esquema Leasing?

Para entender por qué la economía más grande del mundo opta por el arrendamiento para adquirir bienes materiales en lugar de comprarlos, platicamos con el experto en leasing, Mauricio Medina, Director Comercial de TIP México, empresa líder en arrendamiento de equipo de transporte y Administración de Flota con más de 24 años de conocer y satisfacer las necesidades financieras de sus clientes.

El arrendamiento o leasing en poco tiempo se ha convertido en uno de los métodos de financiamiento más importantes en países industrializados; poco a poco se ha ido expandiendo por todo el mundo. En Estados Unidos tuvo sus orígenes en 1913 y las normas fiscales se adaptaron para beneficiar a quienes optaban por este novedoso esquema. En México es un método aún poco explorado pero cada vez toma más relevancia.”, explica Medina.

La persona que adquiere bienes en leasing o arrendamiento lo hace con el firme propósito de extraer de ellos la mayor utilidad posible, sin dejar de lado la oportunidad latente de adquirirlos al final del contrato con un precio más bajo que el de compra.

¿Cómo es que el leasing o arrendamiento de un vehículo da mayor utilidad a un negocio?
Pese a las actuales reformas fiscales de E.E.U.U, La Ley de Impuesto sobre la Renta del Sistema Tributario del país anglosajón favorece a los contribuyentes con una mayor deducción fiscal del capital invertido en activos, en este caso en autos en leasing o arrendados.

Y, ¿qué pasa en México?, Medina comenta que la Ley de Impuesto Sobre la Renta  (ISR) se remonta a 1921, “quién iba a pensar que ese inofensivo impuesto transitorio que gravaba las actividades económicas de los contribuyentes con una tasa de apenas del 1 al 4% en esos años llegaría para quedarse y gravar hoy con el 30% las utilidades de las empresas mexicanas, básicamente los de la persona física con actividad empresarial o profesional y la persona moral siendo este impuesto el que más recauda ingresos al fisco en nuestro país”.

Aunque en México falta pulir y liberar la regulación fiscal buscando beneficiar aún más el crecimiento empresarial, hoy el Leasing o Arrendamiento representa una de las formas más eficaces de “pegarle” al ISR y hacer deducciones inteligentes que benefician de manera real el crecimiento de las empresas mexicanas. Con el Leasing o Arrendamiento conviertes tus pasivos en activos.

¿Qué significa esto?
El Leasing o arrendamiento no es considerado una deuda, sino un gasto operacional, lo que genera mayor solidez del balance al permanecer inalterados los índices financieros de endeudamiento y liquidez, de esta forma se obtiene un régimen impositivo más ventajoso que si se hubiera comprado a crédito, en cuyo caso solamente podría deducir los intereses y los gastos”, afirma Medina. Con esto “Evita los impuestos a la evaluación de activos fijos, a la capitalización del excedente de revaluación y, posteriormente al patrimonio… lo que simplifica los procesos administrativos contables, es decir, evita a la empresa el cálculo de la depreciación y la evaluación de activos fijos”, explica el experto.

Actualmente en Estados Unidos, aproximadamente el 30% de los equipos de inmuebles, vehículos, computadoras, etc., son adquiridos bajo este esquema. ¿Por qué no los compran? Simplemente porque es más conveniente deducir hasta el 100% de impuestos por activos, que deducir sólo una pequeña parte establecida por el fisco para activos que con el tiempo se vuelven obsoletos y descapitalizan un negocio al tener que desembolsar grandes cantidades de dinero cuando llega la hora de renovarlos.

Pongamos un ejemplo, tu empresa está creciendo cada vez más y compras equipo nuevo (vehículos, cómputo, mobiliario, etc.) has desembolsado un capital fuerte por un equipo que irá perdiendo valor con el uso y que renovarás hasta que esté obsoleto y del cual además sólo puedes deducir una pequeña parte de su valor total. ¿Te gustaría renovarlo y estar a la vanguardia sin descapitalizarte e inclinando a tu favor la balanza fiscal?.

En este caso, la empresa arrendadora tiene un papel de socio empresarial que garantiza el bien arrendado, te permite tener un equipo de vanguardia, con la ventaja de que el pago que realizas por concepto de renta puede ser hasta 100% deducible de impuestos; también puedes deducir al 100% los gastos generados por  tus activos arrendados, por ejemplo: gasolina, mantenimiento, refacciones, seguros, etc.

Como lo comentamos con anterioridad, esta opción es ideal para la persona moral o física con actividad empresarial o profesional, ya que el leasing se adapta a pequeñas, medianas y grandes empresas, además de que permite “pegarle” al ISR, en pocas palabras, que las ganancias que puedas tener en efectivo las vuelvas a invertir en tu negocio en lugar de “dárselas” al gobierno: una doble ganancia, reinviertes en tu negocio, creces y con esta medida se beneficia no sólo tu crecimiento sino el de la economía del país.

Comienza a liberar flujo de efectivo de tu empresa para invertir en lo que te generará más rentabilidad. El Leasing o Arrendamiento de TIP México te ayuda porque “Leasing es lo de hoy”.

Redacción TIP México.

¿Requieres más información o una cotización?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.